“Sin el desfibrilador, no hubiésemos podido salvarlo”

By: | Tags: | Comments: 0 | noviembre 29th, 2017

Cristian Galera, jefe del cuerpo médico de Independiente Rivadavia, relató cómo socorrieron a un hombre de un paro cardíaco con el “Dea Plus – ZOLL” de TMG entregado por la AFA.

“Era un día de partido en el que jugaba Independiente. Nuestro club está en medio de un parque donde muchísima gente hace deporte. Yo estaba llegando al estadio con mi auto y vi que había una persona tirada. Obviamente, en mi deber como doctor, me acerqué y todavía tenía signos vitales”. Cristian Galera, jefe del cuerpo médico del club Independiente Rivadavia de Mendoza, nunca olvidará los detalles de aquella tarde heroica en la que debió utilizar el desfibrilador que la Asociación del Fútbol Argentino les entregó a todos los clubes (DEA ZOLL – TMG). Por eso, en una charla con este sitio, relata cómo logró salvar a un hombre de un paro cardíaco.

“Este muchacho estaba siendo atendido por un doctor que justo se encontraba en el lugar. Lo que son las casualidades de la vida: yo conocía justo a  ese médico porque había tenido una entrevista conmigo una semana antes para poder entrar al club”.

-¿Y entonces? ¿Qué hiciste en ese momento?

-Le dije a mi colega que comenzara a realizarle RCP (reanimación cardiopulmonar) y me fui corriendo hasta la puerta del club a buscar el desfibrilador que nos ha dado la AFA. Es lo primero que atiné a hacer. Volví corriendo, se lo coloqué, y realizamos todas las tareas correspondientes.


-¿Pudieron reanimarlo en el acto?

-No. Se tuvieron que hacer tres descargas. Recién en la tercera, el paciente pudo salir del paro. Entonces se lo llevó la ambulancia y ellos siguieron masajeando la zona. Por suerte, después el médico, me escribió y me confirmó que esta persona había llegado al hospital con vida.

-Se puede decir que salvaste una vida…

-La verdad que fue un trabajo en equipo. Cuando volví de buscar el desfibrilador, me encontré con otra doctora que trabaja en el Hospital Central. También nos ayudó mucho. Pero más allá de nuestro trabajo, sin el desfibrilador, no hubiésemos podido salvarlo. Haber tenido esa herramienta fue lo más importante de todo. Gracias a eso, pudimos salvar una vida. Espero nunca tener que usarlo en el campo de juego, pero es vital saber que podemos contar con él.

Fuente: www.afa.org.ar

Leave a Reply